Cultivo Amigo de las Aves

CAA: una iniciativa para vincular la producción de yerba mate con la conservación de la biodiversidad.

Desde Aves Argentinas, junto a BirdLife International, creamos el sello CAA a fin de impulsar la acreditación de los Cultivos Amigos de las Aves (CAA) como una estrategia para detener la disminución del bosque nativo y al mismo tiempo generar oportunidades de negocio para la producción yerbatera.

La Yerba Mate es una planta nativa del Bosque Atlántico, forma parte de su biodiversidad. Su aprovechamiento agrícola en plantaciones manejadas sosteniblemente, puede contribuir a conservar los fragmentos de bosque nativo y además mantenerlos conectados.

 

 

Las aves son fundamentales para la continuidad de la vida silvestre, son excelentes dispersores de semillas y controladores naturales de insectos que pueden ser dañinos para las plantaciones.

A través del sello CAA, acreditamos plantaciones que integren la conservación de la biodiversidad a la producción de la hoja verde de Yerba Mate. Así promovemos la protección de selvas aledañas a los cultivos orgánicos, agroecológicos o de bajo monte, ya certificados o en proceso de certificación y aportamos monitoreos, difusión activa de valores naturales del sitio y de sus productos comerciales a la vez que facilitamos la exploración de nuevos mercados.

Amistad con la naturaleza

La producción de yerba mate en yerbales orgánicos agroecológicos o bajo sombra, permite un mejor manejo y conservación de los bosques. El sello CAA le proporciona a los productores y marcas de yerba una forma de mejorar el precio de la hoja verde de yerba mate orgánica, así como un mejor posicionamiento en nuevos mercados, respaldo institucional de Aves Argentinas, impactos ambientales positivos en los yerbales y una mejor calidad de vida.

Para la naturaleza, este tipo de producción protege las nacientes y cursos de agua, la vida silvestre, incrementa la superficie de conservación y restauración de la biodiversidad del Bosque Atlántico, genera grandes oportunidades para el ecoturismo y más aporte de oxígeno al planeta.

Este sello ofrece a productores y empresas yerbateras de la provincia de Misiones y Corrientes, que producen y comercializan yerba mate orgánica ya certificada o en proceso de serlo, una herramienta que sume a la protección de uno de los ambientes más amenazados del planeta: la Selva Paranaense. Una combinación perfecta entre consumo responsable y producción sustentable.

pieza_CAA - Sergio Moya.jpg

 

El sello CAA cuenta con un protocolo de producción y conservación, respaldado por un Sello de Verificación, que identificará a los paquetes de yerba mate en las góndolas.

Los productores y elaboradores que quieran contar con el Sello de Verificación CAÁ en sus paquetes, deben garantizar la conservación de una superficie de selva en relación con sus hectáreas de cultivo orgánico: en una proporción de un mínimo de 2 hectáreas de selva x 1 hectárea de cultivo, para los cultivos a cielo abierto, o de un mínimo de 1 hectárea de selva x 1 hectárea, en cultivos de yerba bajo la sombra de los árboles nativos. Esas hectáreas de selva son identificadas, mapeadas, relevadas y monitoreadas. Sobre ellas, algunos productores crean reservas naturales privadas.

 

Conocé más sobre las acciones del Proyecto Bosque Atlántico y Gran Chaco en nuestro Instagram: @programa.nea

 

 

 

 

Fotos: Damián Lozano