Los barcos congeladores merluceros deben utilizar líneas espantapájaros

Abril 05 de 2017
El Consejo Federal Pesquero dispuso, por resolución Nº 3/17 que todos los barcos congeladores merluceros que se desempeñan en nuestro país utilicen líneas espantapájaros para evitar la
muerte de aves marinas durante la pesca.

La medida será voluntaria hasta el 1º de mayo de 2018 y obligatoria a partir de esa fecha. Se trata de la concreción de una iniciativa en la que Aves Argentinas trabaja desde 2008,con el objetivo de proteger a
las aves pelágicas, especialmente los albatros y petreles y,a su vez,dentro de ellos, los albatros ceja negra. Las aves pelágicas son aquellas que viven la mayor parte de su vida sobre el océano.

“Es un trabajo que empezamos de cero desde 2008. Primero con investigación, luego con pruebas científicas de las medidas de mitigación y, más adelante con la gestión a nivel gubernamental” indicó Leandro Tamini,responsable del Programa Marino de Aves Argentinas y referente del proyecto Albatross Task Force Argentina, que se desarrolla con el apoyo de BirdLife International y la Royal Society for Protection of Birds.

El referente indicó, en diálogo con LA CAPITAL, que el sistema de “líneas de espantapájaros” es conocida, pero que “hubo que adaptar materiales que se consiguen acá” y que “venimos trabajando
a bordo de los barcos, enseñando el uso del sistema y motivando a los tripulantes”.

Una de las ventajas del sistema es que no se trata de un desarrollo o un aparato que cada empresario debe comprar, sino que se puede realizar con ciertos elementos. De hecho en el texto de la resolución, hay un plano esquemático que muestra cómo prepararlo. Las líneas espantapájaros se componen
de una línea madre y varias líneas secundarias de colores que se mueven creando el efecto de una cortina, lo que mantiene a las aves a distancia y las protege de impactar con los cables que arrastran las redes, que es una trampa mortal para las aves marinas. Estas líneas se colocan en la popa del barco durante la operación de pesca sin afectar el trabajo de los marineros ni las artes de pesca.

Los biólogos e investigadores del equipo marino de Aves Argentinas, con la ayuda de los marineros y tripulantes de los barcos,demostraron la eficiencia de las líneas espantapájaros para reducir estos impactos en más del 90% y desarrollaron un dispositivo que reduce los enredos entre las líneas y los cables de arrastre, principal problema que tiene la operatoria de las líneas a bordo.

Continuar lectura en: Diario La Capital.

Tipo de noticia: 

Prensa