Se realizó en Miramar un taller sobre el Parque Nacional Ansenuza.

Los días 4 y 5 de abril se llevó a cabo en Miramar de Ansenuza, Córdoba, el taller "Construyendo bases de gobernanza para la Reserva Provincial de Uso Múltiple Bañados del Río Dulce y Laguna de Mar Chiquita y el futuro Parque Nacional Ansenuza”, convocado por Aves Argentinas. Participaron 41 personas, tanto actores locales como nacionales, entre ellos la Administración de Parques Nacionales, la Agencia Córdoba Turismo, intendentes, jefes comunales y representantes de Turismo de los municipios y comunas de Miramar de Ansenuza, La Para, Brinkmann, Balnearia, La Paquita, Altos de Chipión, Colonia Vignaud, Marull, La Rinconada y Freyre, la diputada nacional Adriana Nazario, y miembros de la Policía Ambiental de la provincia. Se sumaron además la ONG Pacific Biodiversity Institute, el COA Ansenuza Miramar Córdoba, el Movimiento Campesino de Córdoba, la Organización Costeros Unidos, el PROMAR-Estación Biológica Mar Chiquita, miembros de la Facultad de Arquitectura de la UNC, del Centro Comercial y Hotelero, y del Museo de Ciencias Naturales de Miramar.

El taller fue coordinado por Diego Luna Quevedo, especialista en conservación de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, quien habló sobre los objetivos del taller y mencionó que “la gobernanza trata de los procesos y relaciones que determinan cómo se ejerce la autoridad sobre determinada área, cómo se toman las decisiones, cuáles son las relaciones y articulaciones entre los actores e interesados directos, cómo se rinden cuentas, y a quién. Son mecanismos colectivos formales e informales, en los cuales se establecen normas y reglas para la toma de decisión, la conservación y el manejo".

Durante las dos jornadas del taller los participantes discutieron un marco conceptual sobre gobernanza para conservación y manejo de la Reserva Provincial. A través de debates, diálogos, dinámicas grupales y construcción colectiva se aplicaron herramientas de análisis, mapeo y planificación de gobernanza. Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas señaló que "el taller permitió acordar y construir las bases de un proceso de gobernanza para la conservación y el desarrollo local en la Reserva Provincial de Uso Múltiple y el futuro Parque Nacional".

Como resultado de este taller, se construyó de manera colectiva un plan de acción de gobernanza que incluye, como puntos destacados, la necesidad de que se elabore un Plan de Manejo para la Reserva Provincial y la definición de cuáles serán los límites para el futuro Parque Nacional Ansenuza y para una zona de Reserva Nacional en la cual se admitan actividades productivas distintas al turismo, como la ganadería y la pesca. Se propusieron además acciones para articular los procesos de conservación y la gobernanza de la Reserva Provincial y los futuros Parque y Reserva Nacional.

Cabe mencionar que el área que cubrirá, en parte, el futuro Parque Nacional Ansenuza fue declarada en 1989 como un "sitio de importancia hemisférica" de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). Tiene además la categoría de Área Importante para la Conservación de las Aves (BirdLife International) y ha sido declarada "Humedal de Importancia Internacional" por la Convención Ramsar. Actualmente la misma también posee la categoría de Reserva Provincial de Uso Múltiple. Con una superficie que puede alcanzar las 600.000 hectáreas, la laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza, es la mayor superficie lacustre de Argentina, el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo. Por sus paisajes y biodiversidad, constituye un gran atractivo turístico y es uno de los espacios priorizados en el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable 2020. La categoría de Parque y Reserva Nacional asegurará la protección de sus valores naturales y culturales y serviría como nuevo polo de desarrollo local y para la Provincia.

El área alberga el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras registradas para Argentina. Esto la convierte en uno de los sitios más importantes de Sudamérica para la conservación de especies migratorias, que cada año se congregan en hasta medio millón de individuos. Este humedal sirve además como hábitat para varias especies amenazadas, concentrando casi el 36% de la avifauna del total del país (380 especies de aves registradas) y el 85% de las 447 especies de aves de la provincia de Córdoba. Destacan sus poblaciones de flamencos, de los cuales tiene 3 de las 6 especies que hay en el mundo.

Tipo de noticia: 

Noticia general