Creación de áreas protegidas

La pérdida de ambientes es especialmente preocupante en países en desarrollo. Cuando un ambiente se pierde, también lo hacen sus especies. El fortalecimiento del sistema de áreas protegidas es estratégico para que la conservación de la biodiversidad sea una realidad. En este sentido, trabajamos en la identificación de sitios prioritarios como, así también, en la gestión necesaria para la creación y el manejo de áreas protegidas.

Los parques nacionales Patagonia, El Impenetrable, Traslasierra y Ansenuza son un ejemplo de nuestros esfuerzos para proteger ambientes vulnerables.

Por otro lado, en el contexto del ámbito privado, llevamos adelante los relevamientos necesarios para generar información sobre sitios de interés. De esta manera, trabajamos junto a los propietarios de dichas áreas en la conservación de tierras con remanentes naturales claves para la salvaguarda de nuestro patrimonio natural.