Futuro Parque Nacional Selva de Montiel

El proyecto tiene como visión una Selva de Montiel saludable gracias a una reserva de uso múltiple efectiva, de amplia superficie, en tierras privadas y apoyando las actividades productivas, con un área núcleo de parque nacional.

 

Estas sabanas de pastos cortos y árboles distantes, son los ambientes preferidos de una especie endémica del Espinal: el cardenal amarillo. Este hermoso pájaro cantor emblema de los bosques montieleros está categorizado en Argentina con el segundo mayor grado de amenaza (En Peligro), principalmente por su captura para comercialización como ave de jaula y por la transformación de su hábitat en tierras de cultivo. 

Cardenales amarillos_F. Reales.jpg

Foto: Fabricio Reales

La Selva de Montiel

En el centro-norte de la provincia de Entre Ríos se encuentra el emblemático territorio conocido como Selva de Montiel. Abarca una superficie aproximada de 150.000 hectáreas en los departamentos de La Paz, Federal y Feliciano. Aunque estrictamente no sea una selva, recibió esta caracterización por los primeros viajeros naturalistas del siglo XIX que conocieron la enorme extensión y espesura de este bosque espinoso cubierto de enredaderas, que daba un aspecto de selva.

RUM El Gato y Loma Limpia. Web AA.jpeg

En Federal y Feliciano, la región del Espinal presenta elementos singulares como la palma yatay (Butia yatay) y la palma caranday (Trithrinax campestris) que crecen junto con el guaraniná (Bumelia obtusifolia), el quebracho blanco (Aspidosperma- quebracho- blanco), el ñandubay (Prosopis affinis), el tala (Celtis tala) y el guayabo (Myrcianthes cisplatensis).
  
            

Carpintero lomo blanco_F. Reales.jpgCorzuela_F. Reales_0.jpgCharata_ F. Reales.jpg

          

                                                                                                                         Fotos: Fabricio Reales

En cuanto a la fauna, hay más de 300 especies de aves, entre ellas el cardenal amarillo (Gubernatrix cristata) especie en peligro de extinción, y otras especies amenazadas como el ñandú (Rhea americana) y el capuchino pecho blanco (Sporophila palustris). La charata (Ortalis canicollis) se puede encontrar en Entre Ríos sólo en esta región. Entre las especies de mamíferos típicas de la ecorregión del Espinal se encuentran la corzuela parda (Mazama gouazoubira), el yaguarundí (Puma yagouaroundi) y el aguará popé (Procyon cancrivorus), entre otros. Además, recientemente se han registrado al puma (Puma concolor) en al aguará guazú (Chrysocyon brachyurus).

El Espinal

El Espinal tiene un reconocido valor de conservación, pero, a la vez, sube al podio de las ecorregiones menos protegidas de la Argentina. Este cinturón de ecotonos que en su serpenteo comulga con el Chaco, el Monte y las Pampas templada y subtropical, es una sabana arbolada donde manda el género Prosopis, que agrupa a los algarrobos. Según qué especie predomina, ya sea el ñandubay, los algarrobos blanco y negro o el caldén, hablamos de distritos.

En Entre Ríos se desarrolla el distrito del Ñandubay, conectado al chaco húmedo y que tiene en la Selva de Montiel su expresión más intrincada, con una biodiversidad singular donde conviven ríos y arroyos legendarios como el Feliciano y el Gualeguay con riachos tributarios, tremendos exponentes de ñandubay mezclados con quebrachales y extraordinarios palmares mixtos de yatay y carandilla.

Amenazas

El avance de la frontera agropecuaria y el uso no sustentable de los recursos forestales han provocado una drástica reducción del Espinal, quedando relictos aislados del centro-norte y centro-oeste de Entre Ríos con distintos niveles de degradación, alterando en profundidad el paisaje natural.

En la actualidad, las amenazas para la conservación de la Selva de Montiel están vinculadas al sobrepastoreo provocado por el ganado, los incendios, la tala y la caza furtiva. La singularidad de estos bosques hace que su conservación sea una prioridad.

Valores de conservación

EI ñandubay es el árbol típico de los bosques montieleros, especie emblemática del Espinal entrerriano que da nombre al Distrito norte de esta ecorregión, formando los típicos ñandubaysales que, asociados a espinillos o aromitos, originan los ambientes de sabana. 

En el año 2005 la “Selva de Montiel” fue designada como Área de Importante para la Conservación de Aves (AICA) contemplando una superficie de 70.000 ha por Aves Argentinas y BirdLife International.

El Estado Provincial, en el 2006, sancionó la Ley Nº 9.706, declarando Área de Reserva Natural Protegida, bajo la modalidad de Reserva de Uso Múltiple al territorio del Distrito Francisco Ramírez, en la zona de los parajes “El Gato” y “Loma Limpia” del Departamento Federal.

El trabajo de Aves Argentinas

Desde agosto de 2021 un colectivo activo y constante está promoviendo el Parque Nacional Selva de Montiel y que se  formalizó  a través de la firma de un acta acuerdo entre la Provincia de Entre Ríos y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación con participación activa del Municipio de Federal y Aves Argentinas. 

Aves Argentinas cuenta con un equipo interdisciplinario que realiza trabajos de investigación científica, relevamientos territoriales y catastrales, educación ambiental y otras capacitaciones en la comunidad, a fin de contribuir con la planificación y concreción del Parque Nacional y la implementación de la Reserva de Usos Múltiples El Gato Loma Limpia. 

Además, a través de la Alianza del Pastizal impulsa la ganadería sustentable, promoviendo la integración de la conservación y la producción agropecuaria, distinguiendo a los productores que, a través del uso de buenas prácticas de manejo protegen la biodiversidad.

 

Si querés conocer más sobre la Selva de Montiel te recomendamos los siguientes artículos: 

Siempre Montiel - Revista Aves Argentinas N°63

Aves de Montiel - Revista Aves Argentinas N°63

Nueva reinserción de Cardenales Amarillos en Entre Ríos

Noticias relacionadas

Ubicado cincuenta kilómetros al norte de la localidad de Federal, en la provincia de Entre Ríos, existe un reducto natural diferente a todos los ecosistemas que lo rodean: